Los doctores franceses Richard Beliveau y Denis Gingras dedican todo un capítulo a las algas en su libro “Cocinar con alimentos contra el cáncer” (2006). Afirman que una dieta variada rica en frutas y verduras, combinada con una ingesta de calorías controladas ayuda a reducir efectivamente el riesgo de cáncer.

Las algas son consideradas verdaderos tesoros gastronómicos en algunas tradiciones milenarias como la japonesa.

Los doctores Beliveau y Gingras hacen hincapié en que ” tras varias observaciones hechas en los últimos años podemmos deducir que las que las algas contienen cantidades significativas de compuestos contra el cáncer y su uso (como en el de la soja en todas sus formas) podría explicar en parte las grandes diferencias en las tasas de ciertos tipos de cáncer entre Japón y los países occidentales, incluido el cáncer de mama y de próstata. ”

La fucoxantina y el fucoidan presente en altos niveles en las algas pardas (como la wakame y la kombu) interfieren con varios procesos esenciales para el crecimiento de las células cancerosas:

· El fucoidan inhibe el crecimiento de una amplia variedad de células cancerosas cultivadas en el laboratorio y las causas de la muerte de estas células por apoptosis.

· La fucoxantina (presente principalmente en las plantas marinas en donde participa en la fotosíntesis en aguas profundas) produce una disminución en el crecimiento de las células de cáncer de próstata.

Para el Dr. Beliveau, las algas se deben considerar un alimento en la prevención contra el cáncer, capaz de contrarrestar el crecimiento micro-latente de tumores, actuando sobre su crecimiento y también influyendo positivamente en el sistema inmunológico y los procesos inflamatorios.
japon alga

Publicaciones relacionadas:

  1. LAS ALGAS FUENTE DE YODO PARA NUESTRO ORGANISMO
  2. LAS ALGAS Y LA IMPORTANCIA DEL YODO
  3. LAS ALGAS AGAR AGAR TE AYUDAN A ADELGAZAR
  4. LAS ALGAS MARINAS UN ALIMENTO DE GRAN VALOR NUTRICIONAL.
  5. PROPIEDADES DE LAS ALGAS ATLÁNTICAS