Disuelven el exceso de grasas.
Son una gran fuente de sales minerales y oligoelementos.
(prácticamente todos, destacando: yodo, silicio, cinc, manganeso, cobre, selenio, etc.)
Por su abundante fibra son saciantes y tiene un efecto ligeramente laxante.
Sus aminoácidos complementan las proteínas de los demás alimentos.
Contienen todos los aminoácidos esenciales y 9 no esenciales.
Activan las defensas del organismo, limpian el cuerpo de toxinas y fortalecen los huesos, cabello y uñas.